Una mala cirugía le provoca graves secuelas a Nagore Robles

La exgranhermana, Nagore Robles, hace más de cinco años decidió realizarse una operación de nariz para erradicar el trauma que siempre había tenido y que venía arrastrando desde su más pronta juventud.

Sin embargo, lo que se suponía que iba a ser una sencilla operación nasal; no tuvo el final deseado por ella, tal y como la propia Nagore, narró tras la operación, y, ahora lo ha vuelto a revivir a modo de advertencia o consejo para con sus tan queridos seguidores.

La tertulina de Telecinco ha deseado sincerarse de nuevo en redes sociales con sus followers, y con la garra y tesón que la caracterizan, ha abordado el tema, que pese a los años transcurridos, aún sigue muy presente en su corazón, pues es una vivencia muy sensible para ella.

La basauritarra, ha narrado que iba a tratarse de una operación de nariz sencilla pues según lo planeado en el preoperatorio, el cirujano estético sólo iba a manipular el cartílago. No obstante, al comenzar la operación, el especialista decidió seguir por otros cauces la intervención, y Nagore al despertar de la anestesia se encontró con una cara totalmente amoratada y que le habían roto el tabique para limarle la parte superior de la nariz.

Claramente, esa intervención le ha traído consecuencias tanto físicas como psicológicas. Ya en un primer momento, ella misma no se sintió conforme con el resultado, pues lo que deseaba era desacentuar su nariz, pero sin perder el signo físico que tanto la había caracterizado durante años.

Pero no se trata de sólo eso, sino que además, a día de hoy, sigue sufriendo graves consecuencias físicas, debido a que una mala praxis durante la operación, el tabique nasal quedó desviado por completo. Como ella misma ha querido hacer saber, por una de las fosas nasales le es casi imposible inhalar, causándole migrañas y constantes dolores por la falta de oxigenación.

Fuente:
cctdgk.bovartace.site

Por ello, la ex participante de Gran Hermano 11, contando su experiencia personal, ha querido a través de sus redes advertir a sus seguidores y a aquellos que viesen su historia; para que, antes de decidir llevar a cabo una operación de tal magnitud, se informen correctamente de lo que puede suceder y de las secuelas que se pueden sufrir, y se pongan en manos de reputados expertos para que estén bien asesorados y no se apresuren como fue su caso.