Se descubren los graves ataques de Rocío Flores a Rocío Carrasco y Fidel Albiac

La semana pasada pudimos ver como Rocío Flores además de mandar un nuevo mensaje a su madre Rocío Carrasco para una reconciliación, también mandaba uno muy claro a todo la audiencia.

En él, señalaba que no era una persona agresiva y que eso se había podido comprobar en el concurso:

Estoy muy tranquila porque después de defender a mi padre en GH VIP se ha visto públicamente como soy.

Sin embargo, según informa el portal <<cotilleo.es>> han salido a la luz unos mensajes muy poco apropiados que la joven dirigía a su madre y a Fidel Albiac, que podrían ser parte del motivo por el cuál madre e hija no tienen relación.

En sus últimos mensajes Rocío Flores aseguraba que nunca había hablado mal de su madre:

Jamás he hablado mal de mi madre ni lo haré. Por mucho que hayamos discutido, la quiero igual que a mi padre.


Pero el contenido desvelado de estos mensajes pondría en entre dicho lo afirmado por la joven.

¿Cuáles son los mensajes?

Tenemos que viajar hasta el año 2012, concretamente al mes de mayo. Según se deduce del tuit de Rocío Flores, su madre pensó que había llegado oliendo a tabaco y esto habría desencadenado en una discusión entre ambas. Aquí tienes el tuit:
tuit 1 rocio flores
Pare este segundo tuit tenemos que irnos al mes de junio del mismo año, justo unos días antes de la supuesta paliza que Rocío Flores propinó a Rocío Carrasco, según informaba Vanitatis. Se puede deducir que aquella monumental pelea se produjo por un acumulo de otras situaciones que venían de atrás. Una de estas situaciones podría ser lo que paso aquella mañana del 30 de junio del año 2012 tal y como decía la hija de Antonio David Flores en este tuit:
tuit 2 rocio flores
Rocío Carrasco no era la única que recibía estopa en las redes sociales por parte de Rocío Flores. La joven también cargaba duramente contra Fidel Albiac, al que le dedicó palabras muy poco bonitas:
tuit 3 rocio flores
A la luz de estos tuits publicados por el portal <<cotilleo.es>>, está claro que la actitud que tenía Rocío Flores en aquellos años era bien distinta a la de ahora.