“No para de llorar”. Andrea Janeiro no quiere que se la vea así. ¡Y es por esto!

Pocos días antes de que el gobierno decretara el estado de alarma por el coronavirus, la tertuliana de Sálvame, Belén Esteban, por iniciativa propia decidió quedarse en casa por seguridad. La princesa del pueblo ya ha dicho que no volverá al plató hasta que toda esta crisis pase.

Pero que ella no esté presencialmente en el plató no quiere decir que no aparezca en el programa. Todas las tardes hace una videollamada con Sálvame en el que muestra sus recetas favoritas. En estos días se ha descubierto que la que graba a Belén es su propia hija, Andrea Janeiro. Por lo visto con todo lo que estaba pasando decidieron que lo mejor era que volviera a Madrid. Durante un momento de la conexión Jorge Javier Vázquez le interesó por su marido pero Belén no dijo nada. El catalán, es alguien que conoce muy bien a la Esteban y le preguntó:

¿Qué te ha pasado, Belén?

belen esteban cocinando
La tertuliana confirmó que el confinamiento no lo está pasando junto a su marido. Hay que recordar que ella padece diabetes por lo que es persona de alto riesgo y Miguel Marcos es conductor de ambulancias, por lo que vieron más seguro pasar el confinamiento separados:

No lo he querido decir antes, pero con esta situación que hay que sabéis que soy de altísimo riesgo, mi marido Miguel se ha tenido que ir a su piso hace doce días. Gracias a Dios que lo tiene. Sabéis que él y toda la gente que trabaja en la Sanidad de España, que les mando a todos un beso. Están habiendo casos, y como están con enfermos Miguel y yo nos planteábamos que nos daba miedo que me pudiera contagiar. Él no lo tiene ni sus compañeros tampoco, que quede dicho.


La tertuliana, en un mar de lágrimas y visiblemente muy emocionada, quiso mandar un mensaje de aliento a todos los sanitarios:

Quiero mandar un beso y un abrazo a todos los sanitarios de España. Y quiero mandar un beso muy fuerte a mi marido Miguel y a todos sus compañeros de Paracuellos de Jarama, a la Guardia Civil y a la Policía. Me volvería a casar con él mil veces más.

La tertuliana de Sálvame ha confesado que le echa en falta, pero que ahora cuenta con el gran apoyo que le brinda su hija Andrea:

Le echo muchísimo de menos. Él viene, porque claro yo no puedo salir para nada, cuando me tiene que traer alguna cosa, pero yo me quedo en el porche y él en la puerta y es cuando nos vemos en la distancia. Nos decimos que nos echamos de menos. Cuando lo coja lo voy a coger con muchas ganas… Hablamos todos los días por videollamada, y cada tres o cuatro días viene a casa a traerme lo que necesito.


Belén Esteban ha escenificado lo que están pasando muchísimas personas en este país. Esperemos que todo esto pase pronto.