Lydia Lozano muy enfadada con su compañero Kiko Hernández por contar ésto de Charly

Es inevitable que por muchos rifirrafes que tengan con sus colegas de profesión, nuestros famosos acaben comentando aspectos que suceden en la vida privada.

Aunque en ese momento no tengan tan buena relación como en otros tiempos, tal y como le ha sucedido a Lydia.

La colaboradora de Sálvame, llegó hace unos días a las instalaciones y manteniendo una conversación con los demás compañeros, terminó por narrar una historia que le había acaecido con su marido y que provocó las carcajadas de estos.

Kiko Hernández
Fuente: Telecinco

Sin embargo, lo que era una simple anécdota diaria, se convirtió en la comidilla de esa tarde, y Kiko H. quiso compartir con todos los espectadores la historia de la periodista, y dijo lo siguiente:

Lydia Lozano se fue a cenar con su marido y saben que por el tema del covid toman la temperatura a todo el mundo que entra a un restaurante …. Se acercan y toman la temperatura de Lydia en la frente y es 36.3°, pero se acercan a Charly y les dice … ‘A mi no me tomen la temperatura en la frente, a mi en la mano porque me queman las neuronas’.


Ante tales declaraciones, los presentes no podían evitar reírse y Lozano que ya se temía lo peor antes del comienzo del relato porque le había advertido que no lo contase, ya que espetaba:

No me da la gana, no quiero que se cuente.

A la reina del “chuminero” no le hacía especial ilusión que se supiera pues siempre ha salvaguardado la intimidad de Charly, incluso por encima de la suya que es plenamente consciente del mundo en que trabaja.

Por si fuera poco, Hernández dijo que Gemma López opinaba igual que él, a lo que la propia Gemma añadía:

La verdad que yo no entiendo cómo te va a quemar las neuronas.

Aunque Lydia afirmó que era una información extraída de la presa, el ex gran hermano quiso dejarla en evidencia llamando a un reputado médico, quién desmintió esa información con rotundidad.

Finalmente, acababa muy enfadada y diciendo:

Que me dejéis en paz. Cada uno se toma la temperatura donde le sale de las narices.

lydia lozano
Fuente: Mediaset

La pobre periodista no gana para disgustos, pues sus compañeros aprovechan cualquier mínima oportunidad para dejarla en ridículo, y aunque no entiende la inquina hacia ella, con el paso de los años ha aprendido a pasar página.