Las deudas que Andrea Janeiro desconocía. Belén Esteban lo cuenta y se lía en Sálvame

Días atrás varios de los contertulios de Sálvame se han abierto a contar cosas que no habían contado hasta entonces. Si algo ha quedado claro es que Belén Esteban y Lydia Lozano son muy dadivosas y cuando alguien cercano a ellas está atravesando un mala racha, son las primeras en echarles una mano.

Aunque tener esta actitud conlleva sus riesgos y en muchas ocasiones te puedes llevar algún chasco que otro. El asunto es que esa tarde en Sálvame, varios de los contertulios del programa han visto como dejaban ciertas cantidades de dinero y luego nunca volvía de regreso, triste pero cierto.
lydia lozano
Durante a emisión de ese programa salió el nombre de un personaje muy conocido en este país había contraído varias deudas en los últimos tiempos y fue precisamente ese el instante en el que varios de los presentes pidieron la palabra para contar sus casos en los que habían prestado dinero y nunca se lo devolvieron. Lydia Lozano se sinceró y contó lo siguiente:

He perdido muchas amistades por culpa del dinero. Sé que le dejé dinero a una persona y vino a este programa para decirme que me iba a pagar, pero sigo esperando que lo haga. Esta persona es la cocinera del restaurante de Barden, me debía 300.000 pesetas de las de antes.

Para ella lo peor es que pilló a esas personas despilfarrando el dinero que les había dejado en un bar, <<mientras se bebían su dinero>>.

La periodista no es a la única a la que le ha pasado algo parecido. Belén Esteban también pecó de gentil.

¿Quién tiene una deuda con Belén Esteban?

Aunque no dio nombres, Belén Esteban también contó su caso, quien reconoció que hay gente que tiene alguna deuda monetaria con ella. Ser buena samaritana le acarreó una deuda de sesenta mil €. Hoy por hoy la princesa del pueblo asegura haber aprendido la lección y se ha prometido no volver a cometer los mismo errores.

Está claro que hay que tener mucho cuidado a quién prestas dinero, porque luego pueden pasar este tipo de cosas.

Comparte este/a entrada