Las 11 cosas por las que nunca tienes que gastar tu dinero

Las tiendas confían en la colocación de tus productos para influir en nuestras compras, pero no son los únicos que nos incitan a un contumo innecesario.

Aquí­ están las 11 cosas en las que no deberí­as gastar tu dinero:

1. Copias de ilustraciones

Comprar copias de obras de arte es un gasto innecesario.

He aquí­ 4 buenas razones para no comprarlas:

1. Incluso las copias son caras, muy caras.

2. Siempre verás la pintura como FALSA. Así que nunca serás realmente feliz.

3. Tu pintura nunca ganará valor porque no tiene ninguno.

4. Nunca podrás revenderla.

Por lo tanto, si estás buscando comprar una obra de arte, elije en tu lugar el trabajo de un pequeño artista local que te venderá una pintura o escultura realmente única.

2. Pelí­culas 3D

Sí, algunas películas en 3D valen la pena, pero ¡cuidado! Muchas de ellas están hechas en 3D únicamente para ganar más y más dinero.

Los estudios llegan a hacer hasta una reedición de películas rodadas originalmente en 2D. Al añadir sólo unos pocos efectos 3D, pueden vender la película por segunda vez.

Las entradas a un precio exorbitante a veces no tienen mucho que mostrarnos.

Así que una película en 3D, sí­, pero no cualquier película. Infórmate antes!

3. Ropa a la moda

Estar a la moda es bueno, pero ten cuidado de no estar a la moda TOP.

La moda es efí­mera, así­ que no gastes una fortuna en los nuevos pantalones de estilo paracaí­das con costuras doradas y solapas abrochadas. Puede que esté de moda hoy, pero no será en un mes.

En tu lugar, céntrate en lo básico y juega con los accesorios. Así cuando la moda cambie, podrás cambiar de estilo sin cambiar tu vestuario!

4. Financiar las compras

A los bancos y tiendas les encanta ofrecerte la oportunidad de financiar tus artículos. Bonito, ¿verdad?

Pues no! Debes saber que los bancos ganan mucho dinero con estos créditos al contumidor.

¿Por qué? Porque los créditos tuelen tener tasas de interés variables. Y cuando dicen variable, en realidad significa que son un aumento del precio!

Financiar no es malo siempre y cuando sea por alguna emergencia como que se te ha roto la lavadora, pero financiar una nueva televisión o cualquier otra cosa por simple capricho te saldrá caro!

5. Extensiones de seguro

Cuando compras algo, siempre te ofrecen un seguro. Pero no es necesario en muchos casos!

Y sí, nuestras pólizas de seguro de casa y coche a menudo cubren muchos daños. ¡Pero también nuestra tarjeta de crédito!

También incluye la responsabilidad civil. Así que infórmate antes de tomar una extensión del seguro, sin saber si ya está asegurado.

6. Smartphones

Sí, los teléfonos son útiles, bonitos, prácticos… Pero la moda también está cambiando­!

Así que evite gastar 500 u 800 euros en un teléfono. En 6 meses tu valor será la mitad!

Trata de encontrar un teléfono móvil adaptado a tus necesidades, piensa en compras de segunda mano y si no, espera un poco, el precio bajará.

7. Comidas rápidas

Nos estamos quedando sin tiempo y la comida rápida es la solución fácil, lo reconozco. ¡Pero no todos los días!

Es malo para la salud, además de ser una verdadera ruina para el presupuesto.

Así que si necesitas comer rápido todos los días, recuerda preparar una pequeña caja de almuerzo y mantener la comida rápida para las ocasiones especiales.

8. Regalos innecesarios

Hacer un regalo nunca es obligatorio, ni siquiera en Navidad!

Así que si encuentras el regalo ideal, no lo dudes, pero si te quedas sin ideas, ¡NO lo compres!

No necesitas dar regalos innecesariamente, piensa en otras maneras de complacer a la gente. Un poco de algo casero, un pastel o una botella está bien.

Y si no, siempre puedes hacer un pacto con tus amigos para que todos queden exentos del regalo:

9. Complementos alimenticios

Las cáptulas de pérdida de peso y otras soluciones milagrosas son sólo trampas.

Todos son completamente diferentes y todos dicen que son la solución. ¡Pero son mentira!

Aquí hay dos buenas razones para evitarlas:

1. Te hacen gastar mucho dinero.

2. Los efectos secundarios sobre la salud pueden ser significativos.

Es una industria de mil millones de euros. Recuerda que un cuerpo bien esculpido nunca viene de una píldora mágica. Deporte, deporte y deporte, ¡Ahí está la solución!

10. Juegos de azar

Billetes de rascar, billetes de loterí­a y demás. Las tumas a ganar son enormes, es obvio, pero ¿tienes alguna posibilidad de ganar?

Una oportunidad sí, pero mínima, ¡casi nula!

Así que un pequeño boleto de vez en cuando para divertirte, para Navidad o para rascarlo con los amigos por qué no. Pero no esperes enriquecerte más.

Una cosa es cierta, las posibilidades de perder dinero son mucho mayores que ganar!

Un último consejo. Antes de comprar, hazte dos preguntas para averiguar si necesitas gastar tu dinero:

¿Me ayudará esta compra? Si es así, ¿cuánto tiempo?