¡Kiko Hernández Condenado! María José Campanario Vence

La que es actual pareja de Jesulín de Ubrique, María José Campanario, ha ganado el juicio contra Kiko Hernández, por lo que el colaborador de Sálvame tendrá que pagar una multa de 2.000 euros por los daños causados.

La Audiencia Provincial de Cádiz concedió el derecho a María José y concluyó en que Kiko Hernández y Telecinco habían cometido un delito de injerencia en la vida privada de su la familia, pero es Kiko quien tendrá que abonar la cantidad de 2.000€ por dichos daños morales.

María José Campanario vence en los Juzgados – Fuente: elespanol.com

Los hechos se remontan al mes de Septiembre de 2015, cuando el colaborador distribuyó en Sálvame el contenido del informe médico de la esposa de María José Campanario tras su hospitalización.

En este programa, Kiko apareció con un teléfono móvil en la mano en el que leyó parte del informe médico de María José tras asegurar que se había puesto en contacto con el hospital y “algunas personas del circulo de María José”.

La multa es inferior a lo esperado por los abogados de Campanario

Por su parte los abogados de María José Campanario realizaron la siguiente declaración sobre dicha sentencia:

“Se trata de una sentencia brillante en lo que concierne a la argumentación jurídica de la vulneración de la intimidad, pero no compartimos en lo referente a la valoración económica del daño. Una vez más, la obsoleta Ley Orgánica de 1982 vuelve a actuar en contra del acusado a la hora de recuperar sus daños morales”

En primer lugar, el Tribunal de Primera Instancia nº 3 de Arcos de la Frontera desestimó el recurso interpuesto por María José Campanario, por considerar que los hechos eran de interés general y que los datos no podían considerarse particularmente sensibles y por ello no constituían un parte médico específico.

Sin embargo, los abogados del bufete que defiende los intereses de María José Campanario, argumentaron ante la Audiencia Provincial de Cádiz que se había violado el derecho a la intimidad de su clienta ya que no existía un consentimiento explícito previo y, además, Kiko Hernández leyó información privada que al ser médica no debe de considerarse de interés público.

También afirmaron que el hecho de que María José Campanario sea una figura pública no les da derecho a los medios de comunicación del mundo del corazón a revelar información médica de María José, y más cuando la quieren mantener en privado.

Comparte este/a entrada