Kiko Hernández comete un grave error y cava su tumba televisiva

Hace ya muchos años desde la primera aparición de Kiko Hernández ante los medios, tras lo cual se ha ido forjando una posición afianzada ante los atentos ojos de los telespectadores, pues gracias a sus contactos y su particular carisma, por lo que poco a poco ha ido subiendo escalones hasta situarse en lo más alto.

Sin embargo, no todos sus colegas de profesión aceptaron de buen grado que una persona que a penas había tenido vínculos con la pantalla pequeña, consiguiese posicionarse en un privilegiado lugar como el suyo, pues a día de hoy es uno de los tertulianos que más cobran de Sálvame y tiene un programa propio, por lo que comenzaron a criticarle.

Kiko Hernández se equivoca con un acercamiento y el público pide su dimisión

kiko hernandez
Fuente: Telecinco

Fue Terelu Campos quién se dedicó a cuestionarlo a sus espaldas, cosa que no sentó nada bien al padre de Jimena y Abril, que desde ese momento comenzó una cruzada contra ella y su familia, por lo que la relación amistosa de antaño terminó rota.

No obstante, hace tan sólo unos días atrás, fue visto comiendo relajadamente junto a la periodista Belén Ro y María Teresa Campos, cosa totalmente incomprensible para sus followers, por lo que se han alzado muchas voces en contra de Kiko que incluso piden su despido.

Es normal que, la audiencia no llegue a captar la motivación de Hernández para pactar un almuerzo con alguien a quién se ha pasado despellejando en los espacios de la cadena y juzgando cada una de sus decisiones, pues si hay algo que no agrada es la falsedad, pero todo parece tener un trasfondo oculto.

Los rumores apuntan a que, se trataba de un acercamiento cordial a raíz de que Kiko dejase de relatar cómo estaba viviendo su enfermedad del páncreas, pues aunque hace un tiempo sí que habló largo y tendido, Teresa dijo lo siguiente:

Es horrible que alguien habla de un cáncer de esa forma, pues trivializa una situación muy compleja y dolorosa para muchas personas.

Al final parece que entre ellos habrá un trato afable por el bien de todos, pero con quién seguro no consigue arreglarse es con Toño Sanchís, quién le demandó en el año 2016 por sus palabras defendiendo a Belén Esteban cuando éste le robó dinero, por lo que ahora el exmanager de artista le pide 450.000 € en concepto de indemnización por dañar su imagen, demanda en la que tendrá que declarar en pocos días, cosa que le tiene muy nervioso.