José Ortega Cano jamás perdonará esto a Rocío Carrasco

Durante los últimos meses se ha destapado la verdadera nula relación existente entre la hija de Rocío Jurado y el resto de familia, pero ha sido en medio de toda esta polémica cuando, se ha sabido que ya no tiene ningún contacto con las personas más cercanas a su madre.

A Rocío Carrasco ya no le queda nadie dentro del clan familiar de los Mohedano que alce la voz para defenderla, pues ha perdido a los últimos defensores que le quedaban, por lo que ahora sí se encuentra sola ante la adversidad.

La verdad de la mala relación entre José Ortega Cano y su hijastra

ortega cano
Fuente: Lecturas

En la actualidad, incluso José Ortega Cano le ha retirado su apoyo, pues el empresario taurino quedó totalmente decepcionado cuando durante su paso por la cárcel, le confirmaron que durante su tiempo en prisión, Carrasco ni llamó ni se molestó en saber cómo estaban Gloria Camila y José Fernando, sus hermanos menores.

Esto fue un punto de inflexión en su ya maltrecha relación, pues a los problemas de la herencia y discusiones con el resto de la familia, se le sumó este incidente que supuso un punto y aparte para el marido de Ana María Aldón, quién desde ese momento no ha querido saber nada de ella pues no termina de pasar por alto su mal comportamiento.

Según han comentado ciertos periodistas, la mujer de Fidel Albiac nunca se sintió responsable de la integridad ni física ni mental de los jóvenes, pues desde su adopción en 1999 ella tenía formada una vida aparte y dejó claro que no los quería, por lo que no iba a ser una excepción el que su padre se encontrara cumpliendo una pena.

Toda esta noticia ha salido a la luz por culpa de Alejandra Rubio, ya que la hija de Terelu relató que Gloria había tratado de hablar con Rociíto pero no era así, cosa que se descubriría más tarde y se desmentiría con lo antes contado, al igual que Rocío Flores tampoco trató de telefonearla, pues ambas han desistido de mantener vivo un vínculo que nunca existió.

rocio carrasco
Fuente: Vanitatis – El Confidencial

Esta retahíla de sucesos han dejado claras dos cosas, en primer lugar que Rocío Carrasco no quiere saber nada de su familia, y que la familia Campos ha quedado en un pésimo lugar, y ahora pueden ver comprometida su amistad con ésta por las polémicas respecto a la empresaria que están provocando.