¡Humillante! El comentario de Belén Esteban a los bizcos en Sálvame incendia las redes sociales


Belén Esteban es sin duda la tertuliana más polémica de Sálvame y ha vuelto a dividir al público por un comentario muy desafortunado. Comentario sobre Luis Miguel Rodríguez, ex novio de Ágatha Ruiz de la Prada, que se burla de un defecto físico, nos hace preguntarnos de nuevo hasta qué punto algunos chistes son admisibles. ¿Qué pensaría Belén si este comentario se hubiera hecho sobre ella misma o sobre un pariente?

Belén Esteban qué has hecho


La seña de identidad del programa Sálvame de Telecinco, son los ataques contra todo aquel que vaya contra el programa. Y todo vale por lo que parece, incluso realizar bromas humillantes sobre la apariencia. Pero también es un clásico que Belén Esteban defienda apasionadamente estas causas: inmediatamente reprocha a sus compañeros por su burla y les pide que siempre den su opinión con madurez y respeto.

Como ella misma dice,

hay que decir lo que es bueno y lo que es malo.

Pero nunca caer en el infantilismo para ridiculizar a alguien por algo físico, ya sea el peso, la altura, la calvicie de un compañero, el estrabismo…. Es precisamente por esta razón que su última opinión fue tan sorprendente, un comentario que desentona con lo que suele pregonar la princesa del pueblo.

Un comentario que no va con ella

El pasado martes, hacia las 20:00 de la tarde, <<las Mellis>> hablaban en directo en el programa Sálvame para descubrir un caso desconcertante. Luis Miguel Rodríguez, ahora expareja de Ágatha Ruiz de la Prada, ha estado involucrado en la polémica en los últimos días precisamente por unas fotos en las que se le veía en una actitud muy cariñosa junto a un ex de Kiko Rivera. Estas fotos habrían sido, supuestamente, la razón de su separación sin posibilidad de reconciliación con Ágatha.

Una de las conquistas de Luis Miguel en el pasado, Raquel de <<las Mellis>>, contó una de las cenas que tuvieron como pareja de éste en las que algo sorprendente sucedió. <<Luismi>>, como lo llaman sus amigos íntimos, recibió un mensaje de amor de la propia Lydia Lozano. Le agradeció su hospitalidad como huésped en la celebración de su casa a la que había asistido la noche anterior. El comentario de Belén Esteban no tardó en llegar, aunque no era exactamente la información de la que se trataba…… Mostró quién es ella de verdad.

Como Lydia Lozano respondió a <<las Mellis>>, Belén Esteban se apresuró a hablar y decir:

Luis Miguel es un hombre de buena visión.

Lydia, inconsciente de la provocación, continuó su discurso, donde reveló que ella y la antigua diseñadora son muy amigas. Lo cierto es que ese <<buena visión”, salió con una segunda intención clara: reírse del estrabismo del magnate.

A pesar de repetir la frase varias veces, sus compañeros evitaron entrar al trapo. Viendo que sus compañeros no entraban a su juego Belén volvió a la carga. Lydia Lozano, al mismo tiempo, admitió haber enviado este controvertido mensaje al empresario, que Belén solía preguntar irónicamente:

Pero, ¿cómo leyó Luis Miguel el WhatsApp

La burla ya era obvia, y las risas de algunos empleados surgieron rápidamente.

Pide un respeto que ella no ofrece

belen esteban respeto

Sin duda, la mayor lucha de la de Paracuellos y sus compañeros ha sido siempre exigir la privacidad y el respeto que su hija merece. De hecho, uno de los conflictos más prominentes de la colaboradora fue el comentario de Carmen Lomana sobre la apariencia física de su hija Andrea Janeiro.

Belén entonces descargó toda su ira y amenazó con emprender acciones legales. El daño que las opiniones irrespetuosas de algunos periodistas han hecho a Andrea Janeiro y, por extensión, a su madre, es el ABC de Belén para dar una buena reprimenda a quien juega con la apariencia de los demás y cae en un insulto fácil, ¿por qué lo está haciendo ahora?

El insulto a Luismi al referirse a su estrabismo o bizquera ha provocado la indignación de varios colectivos, que no entienden cómo ella, precisamente, habla del aspecto de esta manera. Si hay alguien que ha sido atacado, acosado y ridiculizado por su aparición en la televisión, es Belén Esteban, que desde el principio de su carrera televisiva ha estado sometida a la tiranía de la imagen, y sabe lo que significa aparecer en la pequeña pantalla.

La exposición a las críticas de sus aliados y detractores le ha llevado a someterse a varias operaciones de cirugía plástica para cambiar su apariencia. Sus dientes, nariz, labios o bolsas son sólo algunos de los elementos que ella se ha retocado para mejorar su aspecto físico. ¿Habría sido apropiado para ella un comentario similar si hubiera tenido bizquera? ¿Habría querido hacerse la cirugía para corregir el estrabismo? Son preguntas que solo puede responder Belén Esteban.