La última noticia que ha hecho saltar las alarmas sobre la familia Esteban ha sido una que constata la felicidad de Belén, pues todo parece indicar que su hija Andrea Janeiro de 21 años ha tomado un rumbo más cercano a la vida de la tertuliana de programas del corazón.

Como muchos recordarán, debido a que Andrea no quería estar en el foco de atención, si no que todo al contrario quería por encima de todo llevar un vida completamente apartado del mundo en que su madre trabaja, la joven decidió que a los 18 años se marcharía a Gran Bretaña a estudiar.

La difícil decisión de Andrea Janeiro

janeiro
Fuente: Semana

Desde ese momento ha llevado una vida corriente en el país vecino, estudiaba y residía allí en una complejo estudiantil, y en cuanto tenía unos días de descanso venía hacia España a visitar a su familia y amigos, pues hemos de recordar que la madrileña siempre fue muy familiar.

No obstante, cuando en este 2020 comenzó a coger transcendencia el coronavirus la hija mayor de Jesulín Janeiro puso tierra de por media y regresó junto a su madre, pensando que en el otoño todo estaría solucionado y dejaría de estudiar de forma no presencia.

A pesar de sus planes, la nieta de Carmen Bazán ha visto que la situación está lejos de mejorar por lo que ha tenido que ceder a las insistencias de Belén y Miguel, y se va a quedar durante todo el curso escolar formándose online.

casa

Tampoco es un cambio que vaya a ser a peor, pues teniendo en consideración que ha pasado de vivir en una habitación estándar a regresar a su dormitorio doble con baño incluido, que tiene un despacho aparte para poder estudiar allí, y que cuenta con piscina, gimnasio, y una señora que se ocupa de la limpieza, no es nada terrible someterse a dicho cambio de aires.

andrea janeiro
Fuente: La Vanguardia

Y es que, la casa de La Princesa del Pueblo está valorada en 800.000 € por lo que no le falta detalle para que Andreíta se siente cómoda.