El vicio de Jorge Javier Vázquez que hasta ahora sólo sabían sus más íntimos

En los últimos meses hemos podido ver que el conductor de programas mejor pagado del país ha cambiado notablemente su vida, aunque sigue manteniendo ciertos hábitos nada saludables que le cuesta admitir.

Jorge siempre fue criticado por su aspecto físico, pues esos kilos de más que tuvo durante un tiempo, hicieron que los haters del presentador se mofaran de él.

Jorge Javier
Fuente:
Semana

Hace unos años Vázquez llevaba una vida muy ajetreada, iba de concurso en concurso, sin parar, y eso junto con costumbres alimenticias nada sanas le llevaron a sufrir un ictus. Tras ello comenzó a cuidarse más.

Ahora, el catalán ha conseguido un cuerpo escultural que enseña en sus redes sin ningún pudor, pues está muy orgulloso de haber mejorado en ese aspecto siguiendo una dieta alimenticia más controlada, y ejercicio.

El propio Jorge Javier ha comentado que:

Físicamente me encuentro ahora muchísimo mejor. Cuando veo fotografías mías de antes, me dan un poco de vergüenza ajena. Me he ido enganchando poco a poco al estilo de vida saludable porque he notado que me encontraba muchísimo mejor. No tengo vida social. No me ha costado renunciar a las comidas con amigos porque me gusta estar en casa y la vida social de ir a restaurantes y eso, cada vez menos.


También ha relatado que ha encontrado una nueva afición y aliado:

Me gusta mucho hacer deporte. Hago cinco horas de deporte a la semana con entrenador personal. Incluso en vacaciones busco el rato para ir al gimnasio.

Sin embargo, hay algo que lo trae de cabeza: los snaks entre horas. Son su perdición, estaba habituado a comer cosas nada saludables en los descansos de publicidad o entre reuniones, y eso sí le ha costado más. De nada le serviría todo el trabajo hecho si comiera patatas fritas o ganchitos constantemente, ahora el presentador intenta picotear cosas más saludables, como frutas o frutos secos, aunque reconoce que de vez en cuando se da un capricho.