David Bustamante consternado por la confesión de esta compañera. Brotes psicóticos e internamiento

Como muchos españoles, el ex marido de Paula Echevarría fue un gran forofo de Britney Spears, quien llegó a lo más alto en la década de los 90, aunque en la actualidad la figura de esta emblemática cantante se ha visto enturbiada por sus problemas privados.

Spears, aun cuenta con muchos seguidores, quienes le siguen demostrando su apoyo a través de redes sociales, prueba de ello son las numerosas páginas de clubs de fans, como la de @dirty2000s.

Recientemente, podíamos ver que en esa mima cuenta, se publicaba un escrito efectuado por Brandon Hase, quien llegó a ser muy cercano a la cantante en el pasado, y en el que se relata parte de su vida anterior, y nos ayuda a comprender por qué se comporta así en el presente.

Se narra que Britney poseía una tonalidad de voz semejante a la de Aguilera, y para que no fueran tan parecidas, le impusieron cambiarla por una tonalidad más baja, a lo que agregaba:

Esto no es saludable, y ha ido destruyendo su voz a lo largo de los años, por eso se sabe que usa playback. Incluso quería hacer un álbum en acústico pero le denegaron la idea porque no querían que mostrase su verdadera voz.


En él mensaje podíamos ver frases como:

Durante años ha estado muy controlada, tratada como un producto, eso se ve reflejado en sus canciones Lucky, Overprotected, Circus, Gimme More… Y en los videoclips, publicaciones en redes sociales, accesorios de las giras y sesiones de fotos que la muestran en muchas ocasiones en jaulas o con cadenas.

Ganó tanta fama, que siempre era perseguida por los medios, a lo que se unió una crisis mental grave, ya que:

Antes de la crisis Britney estaba pasando por un divorcio público, tenía dos hijos menores de 2 años en ese momento y el foco mediático se centró en ella. Protagonizó portadas de revistas. Después vino el momento en el que se rapó la cabeza, cuando se encerró en casa con sus hijos, cuando hablaba con acento británico o cuando empezó a usar peluca rosa allá donde iba, así como hacer la compra desnuda.

Toda esta presión y vida de excesos, provocaron que acabara internada, y aunque ha tratado en diversas ocasiones de superar su adicción a las drogas, se rumorea que nunca lo ha conseguido del todo.

Consecuentemente, la situación era insostenible y:

Su padre pidió a los tribunales la tutela permanente por una supuesta demencia temprana que sigue hasta hoy, desde hace doce años.

Aunque ya ronda los cuarenta años de edad, sigue bajo el cuidado de su progenitor, y legalmente no se le permiten realizar ciertos actos, así por ejemplo:

No se le permite hacer lo siguiente sin permiso: conducir un coche, casarse, tener hijos, gastar su propio dinero, ver en qué se gasta su dinero, ver a sus hijos, salir de su casa, contratar su propio abogado…

Britney Spears
Fuente:
Vanity Fair

Ahora, trata de llevar una vida alejada de las malas influencias, y mediante sus redes nos hace conocedores de su día a día, en las que además podemos ver cómo avanza su carrera profesional, que aunque está bastante paralizada sigue latente.