Coto Matamoros humilla como nadie a Terelu Campos

En el último mes, María Teresa Campos y sus hijas, se han visto envueltas en diferentes frentes abiertos en la televisión, sobre todo desde que Carmen saliese hablando de Rocío Flores y su madre, por lo que Antonio David no tardó en sacar trapos sucios de las colaboradoras en los medios.

Además de esto, los telespectadores han recordado como hace no mucho tiempo, hubo otro rostro conocido de la farándula que se dedicó largo y tendido a comentar sobre el clan Campos, dejando a la altura del betún a todos sus miembros.

El tío de Diego Matamoros destapa a la familia Campos

coto matamoros
Fuente: Libertad Digital

Durante sus primeros años televisivos, Kiko Matamoros formaba un tándem demoníaco con su hermano gemelo, Coto, quién no dudaba en atacar directamente a las personas de su entorno y a los famosos, por lo que no era de extrañar que en el libro que sacó en el año 2018 vertiese su particular verborrea sobre la familia de Alejandra Rubio.

Coto Matamoros trabajó durante años en la prensa televisiva por lo que, en 2004 coincidió con María Teresa en uno de los programas que ésta presentaba, y no dudaba en mofarse de la matriarca por haber comentado que su espacio iba mal por culpa de Ana Rosa Quintana, cuando en realidad pasaba lo siguiente:

Tenía envidia de la popularidad de Ana Rosa, por que le había destronado, por eso decía que no iba bien su programa por influencias ajenas. Era una persona horrible y nada perspicaz, sus shows no funcionaban por que estaban anticuados.

Sobre la prole de ésta también quiso escribir lo siguiente:

Terelu es la viva personificación de que hay cosas que no se heredan, si no que simplemente están o no en cada uno, ella hizo grandes programas en el pasado, pero ahora no tiene gran interés mediático y menos con su actual estado físico. Y, Carmen era la peor de todas, no servía para su trabajo como directora, faltaba mucho por tonterías, y sus dotes eran inexistentes.

campos
Fuente: Semana

Claramente, los dardos envenenados de Coto vienen provocados por la ira que sintió cuando fue despedido en 2004 del programa en que compartían espacio, pese a que Teresa le había perjurado que no iba a ser así, y más aún cuando su puesto lo ocupó Carmen Borrego por lo que de alguna forma tenía que desatar su ira, y fue a través de este libro.