Consejos para Patinar por Primera Vez

Parece fácil…. ¿verdad? Sólo tienes que poner un pie delante del otro y a rodar. Es como aprender a caminar dicen. Sí, claro… Pero recuerda, no naciste caminando. Tenías que aprender cómo y en el proceso pasaste una cantidad considerable de tiempo en el suelo. Aprender a patinar no es tan difícil. Pero para salvar tu culo, y muchas otras áreas sensibles (como tu ego), aquí te damos unos consejos de cómo patinar por primera vez. Algo esencial es contar con unos buenos patines así como también protecciones, te aconsejamos que te asesores con profesionales del sector y Slide Inline son uno de los mejores, aquí puedes ver su catálogo.

1) Usar patines que aprieten el pie o no sean cómodos

Estarás tan tambaleante e incómodo que tendrás problemas para estar de pie, y mucho menos para patinar. Aparte de eso, desarrollarás ampollas y heridas en los pies, por no decir que pasará la mayor parte de su tiempo en el suelo. Hazte un favor a ti mismo: Comienza siempre con patines que le queden bien, asegúrate de que la talla te venta correctamente y que por supuesto los llevas cómodos.

2) Patinar por cuestas los primeros días

Bajar las cuestas es muy divertido! eh? Todo lo que tienes que hacer es apuntar tus patines en la dirección correcta y rodar. Yijaa! Sin manos! Yijaa!! ¡Pommm!…
Muchas personas han dejado el primer día el patinaje por esto mismo. Se envalentona y a bajar cuestas y carreteras con pendiente a gran velocidad sin saber ni siquiera frenar. Error! Date tiempo, ya podrás avanzar en tu nivel y practicar nuevas técnicas y estilos.

3) Patinar sin ningún tipo protección

¿Irías a la guerra sin casco? ¡Pues en el patinaje aplícate lo mismo! Y más siendo principiantes. Necesitamos estar protegidos en las muñecas, cabeza, y rodillas principalmente, incluso usando también rodilleras y pantalones protectores. Lo importante es acabar enteros tras una jornada de patinaje, ya que puedes acabar con alguna muñeca fracturada.

4) Patines muy rápidos o de nivel experto

Ruedas grandes, botas de corte bajo… seguro que son sexys y muy “pros”. Pero, ¿estás seguro que es realmente lo que necesitas? Piensa siempre en la evolución en cualquier deporte y el material. Respeta los niveles de aprendizaje y que estén siempre acorde con los patines que elijas. Lo importante es aprender para que puedas descrubir tu nivel y estilos que más se adecuen a ti.

5) Maratón en tu primer día

Sí, sí, eres todo un campeón y motivación no te falta, pero seamos honestos y no pienses que vas a patinar 30km en tus primeros días. No te adelantes, utiliza los primeros días para la primera toma de contacto, para tener más equilibrio, para caernos menos, ya llegarán los paseos largos en patines. ¡Se paciente!

6) Sigue las reglas de la carretera

Hay reglas y normas en la carretera, incluso carriles especializados para patines y bicis, o un parque, o una zona donde no pasen coches. Pero intenta siempre patinar por primera vez en zonas seguras, donde no haya mucha gente.

Para los más pequeños, piensa que no todos los niños son similares, así que quieren patinar tenemos que animarle a que lo haga, eso sí, si crees que aun no está preparado, intentaremos no forzarle hasta que tenga más confianza.

¿Cómo aprender a patinar fácilmente?

La teoría y las técnicas son básicas, aprender a patinar conlleva a alcanzar un equilibrio de nuestro cuerpo total, controlar el impulso para avanzar y por supuesto, saber frenar en los momentos que queramos o tengamos que hacerlo.

Tienes que comenzar haciéndote a tus patines, a su tacto, a sus ruedas, al equilibrio con tus hombros. Familiarízate con la técnica a través de ejercicios y juegos, no te impacientes, verás cómo tras repetirlo varias veces, comenzarás a notar mejoría.

Puedes aprender a controlar el equilibrio al avanzar como una especie de pato, juntando los talones y las puntas de los pies, mirando hacia adelante, primero con un pie, y posteriormente con el otro. Intenta realizar distancias cortas y puedes incluso estar agarrado a alguna barandilla. Puedes probar con las rodillas en cuclillas, manteniendo los talones debajo del cuerpo.

Una vez vayas cogiendo confianza, puedes repetirlo más rápido, dando pasos más largos y soltándote de la barandilla. Una vez hayas aprendido a deslizarte poco a poco, puedes comenzar a frenar levemente. Siente como el freno roza el suelo, para que sepas la presión que deberás ejercer para no frenar bruscamente ni quedarte corto. Repite este ejercicio varias veces, a diferentes velocidades y verás que tu aprendizaje con los patines sigue creciendo rápidamente

Otra de las técnicas para aumentar la confianza al aprender a patinar, es probar hacia detrás. Intenta impulsarte del mismo modo pero llevando tu cuerpo hacía atrás, notarás que los patines pueden desviarse, de eso se trata, de que puedas llegar a controlar el equilibrio en todas las circunstancias.

¡Ya estás patinando! ¿lo ves? Ahora ya solo queda seguir patinando para seguir disfrutando de este maravilloso deporte solo o en compañía. Si te ha gustado nuestro artículo sobre los mejores consejos para aprender a patinar, déjanos un comentario con tus dudas, experiencias o sugerencias. ¡Nos vemos patinadores!