Cómo sobrevivir un mes sin ningún gasto

¿Necesitas ahorrar dinero rápidamente? ¿O reducir tus gastos durante 1 mes?

Pues te traemos un método que debería ayudarte, esta técnica se llama ” el mes sin gastos“.

No te preocupes, es mucho más fácil de lo que parece. Mira:

¿Qué es “El Mes sin gastos”?

El principio del Mes sin gastos es bastante simple.

Es simplemente un período durante el cual sólo te gastarás dinero en lo que realmente sea esencial. El objetivo es evitar otro tipo de gastos a toda costa.

¿Cuál es el gasto esencial? Esa es una buena pregunta. Es por ejemplo el que se hace para pagar un crédito, comprar gasolina y alimentos básicos (como las necesidades básicas, pan, leche).

Básicamente, el objetivo del Mes sin gastos es evitar gastos secundarios, como salidas a restaurantes, compras de ropa, compras impulsivas, etc.

Definir las reglas para este reto

Cada familia puede tener una idea muy diferente de lo que constituye un gasto esencial. Del mismo modo, cada hogar tiene tus propios recursos. Así que depende de ti definir lo que es esencial o no. ¡Pero debes ser algo estricto o no funcionará! Por lo tanto, es importante encontrar el equilibrio adecuado.

¿Estás acostumbrado a guardar comida en los armarios? Entonces el Mes sin gastos es el momento adecuado para introducir reservas!

Esto evita gastar dinero en alimentos (excepto productos frescos y pan).

También es una gran manera de vaciar la despensa y el congelador mientras mantienes tus gastos bajos. Sin desperdicio y sin pérdidas!

Ten en cuenta también que algunos productos caducados siguen siendo contumibles después de la fecha de caducidad.

Si no tienes reservas de alimentos en casa, debes de ir al supermercado a comprar productos básicos como arroz, pasta, etc.

En conclusión, las únicas reglas de este desafío son aquellas que tú y tu familia aceptéis.

Establece un objetivo específico

Si tienes una meta concreta para la que quieres ahorrar durante todo un mes, será mucho más fácil tener éxito en este reto de inmediato.

Estos son algunos ejemplos de objetivos que podrías tener para motivarte: ahorrar para pagar por vacaciones, ahorrar para pagar un crédito más rápido, ahorrar para hacer tareas domésticas.

Asegúrate de que todos en tu hogar sepan la razón de este desafío. También te ayudará a tener éxito.

Para mantener tu motivación durante todo el mes, recuerda regularmente por qué estáis haciendo este desafío.

Puedes imprimir el objetivo en una hoja de papel para colgarla en la puerta de la habitación.

También acuérdate de establecer una cantidad específica de dinero que desees ahorrar durante este mes sin gastos.

Tener un plan de acción

Por ejemplo, si estás tomando café cada mañana en un bar, monta una cafetera en casa y prepara tu propia taza de café.

Si el reto incluye no hacer gastos de comida para un mes completo, establece un plan de comidas.

Necesitas saber exactamente lo que vas a comer todos los días. Esto evita la tentación de correr al supermercado o pedir una pizza cuando es tarde y no hay nada listo para cenar.

También te dará la oportunidad de organizar tu nevera, despensa y congelador. Sabrás exactamente lo que está disponible para hacer tus menús y por cuánto tiempo.

La idea principal es mantenerte alejado de las tiendas. ¿Por qué? Porque es mucho más fácil ahorrar dinero cuando no estás en un lugar lleno de tentaciones. Así que evita los centros comerciales!

Si necesitas ir de compras, asegúrate de tener una lista de compras (y respetarla).

Qué harás con esos ahorros

Una vez que hayas completado satisfactoriamente el desafío Meses sin gastar, se espera que hayas cambiado tus hábitos de gasto.

Y quién sabe, tal vez te haga querer reducir tus gastos diarios. Porque verás que la sensación de satisfacción es muy agradable una vez que el desafío tiene éxito!

En cualquier caso, este no será el momento para empezar a gastar todo lo que has ahorrado!

Sería una pena después de tanto esfuerzo, ¿no? Te arriesgas a arruinar todos tus ahorros por nada.

Así­ que lo mejor que puedes hacer es decidir de antemano lo que vas a hacer con este gatito y lo más importante, mantener ese compromiso una vez que hayas terminado este mes sin gastar.

Para concluir, debes saber que para mí, este mes sin gastos me enseñó a controlar mejor mis compras.

Ahora tengo el hábito de esperar por lo menos 2 dí­as antes de comprar algo que quiero comprar.

Y a menudo después de 2 dí­as, me doy cuenta de que ya no lo quiero ni lo necesito. Por lo tanto, tendré ahorros en el bolsillo 🙂

Tu turno…

¿Has tratado de afrontar este reto del Mes sin ningún gasto? Dinos si te funcionó. Esperamos tus comentarios!