Cómo limpiar juntas de azulejos y baldosas con un limpiador para el hogar

¿Buscas una manera inteligente de limpiar las juntas de azulejos de tu ducha?

Voy a mostrarte un limpiador casero super efectivo:

Sólo requiere 2 ingredientes: bicarbonato de sodio y lejía.

Este limpiador casero tiene la ventaja de ser fácil de hacer y tener un resultado increíble. Mira:

Cómo hacerlo

1. En un recipiente, mezclar 100 g de bicarbonato con 1 vaso de lejí­a hasta formar una pasta espesa.

2. Aplicar la pasta directamente sobre las juntas negras.

3. Dejar actuar de 5 a 10 min.

4. Usando un cepillo de dientes viejo, frota las juntas del azulejo.

5. Dejar actuar de 5 a 10 minutos.

6. Enjuagar las juntas con el cabezal de ducha o un paño húmedo.

Resultado

Aquí tienes, tus juntas de baldosas están limpias y han recuperado su blancura original 🙂

Funciona tanto en juntas de silicona blanca como en juntas de cemento gris claro. Y por supuesto, también puedes utilizar este limpiador para juntas de baño o cocina.

Más consejos

Recuerda usar guantes lo tuficientemente gruesos para manejar la lejí­a y dejar la ventana abierta.

Usa ropa vieja que no temas manchar de blanqueador porque probablemente habrá salpicaduras.

Recuerda que las juntas de cemento se oscurecen cuando están mojadas. Por lo tanto, espera hasta que las juntas se sequen completamente para ver el resultado final.