¡Broncazo en plena calle! Jorge Javier Vázquez protagoniza un altercado

El presentador Jorge Javier Vázquez está desencadenado en los últimos días. Gracias al gran altavoz que le da Sálvame se ha propuesto denunciar todo con lo que no está de acuerdo.

El catalán habla sin tapujos de cualquier tema, ya sea política o el último escándalo de Alfonso Merlos.De lo último que ha querido opinar ha sido sobre el plan de desescalada del gobierno de Pedro Sánchez, algo que le ha hecho recordar una anécdota vivida en plena calle con una vecina y que ha querido comparar con el hartazgo de los ciudadanos tras tantos días confinados en casa.

El presentador comenzaba su relato recordando cuando le dio un ictus:

Cuando me dio el ictus llegué a casa y cuando llegué a casa había una caja de cerezas en la que había un número de teléfono.

Jorge Javier Vázquez se apresuró en agradecer el detalle tan bonita que su vecina había tenido con él:

Llamé a la vecina y le dije “muchas gracias”. Hasta ahí, todo transcurría con normalidad: Ictus, caja de cerezas, me lo agradece, punto.


No obstante, tras la crisis del coronavirus su relación con la vecina se había deteriorado:

Cuando lo del Covid, esta señora, a la que no conozco de nada, me empezó a mandar unos mensajes… Pensaba que mi teléfono era la barra de un bar. Estaba en mi casa y lo mínimo que me decía era lameculos. De aquí para arriba. Yo le decía: que no la conozco de nada, que no tenemos ninguna confianza.

jorge javier salvame
La situación vivida con su vecina la ha usado para compararla con la situación de crispación que vivimos en general la ciudadanía por estar tanto tiempo encerrados en nuestras casas. A lo que el presentador hacía la siguiente reflexión:

Te juro que estaba pensando: a ver si ahora se va a tener tal revolución que me voy a tener que ir de esta casa. Estos días he pensado que no podemos vivir así. Tenemos que ser capaces de que cada uno piense lo que le dé la gana sin tener miedo.


A pesar de este pequeño altercado con esta vecina, el catalán asegura que mantiene una relación cordial con todos sus vecino y que nunca ha pasado nada que le haga pensar lo contrario. De momento afirma que no tiene pensado cambiar de casa.

De todos modos Jorge Javier Vázquez deja claro que tiene una buena relación con sus vecinos y que nunca le ha pasado nada. Es una urbanización tranquila y casi nunca se encuentra con ninguno. Avisa que pase lo que pase no tiene ninguna intención de mudarse. El presentador reconocía que:

Estoy inquieto por lo que pueda pasar cuando pase todo esto. Se están mezclando los aplausos con las caceroladas. El clima es tan grande que la tensión es enorme. Bloqueé a esta señora. Tengo que decir que me da vergüenza haber bloqueado a una vecina, pero cuando la vea: ¿qué le digo? La que tendría que tener vergüenza es ella.


Está claro que Jorge Javier es una persona con carácter y no piensa amilanarse ante nada y ante nadie.