Bombazo! Antonio David Flores está totalmente loco por ella. Y no es su mujer

Como todos sabemos, aun le queda mucha vida a Supervivientes junto a los 6 concursantes que continúan en la isla. No obstante, hay dos favoritas: la pareja de José Ortega Cano, Ana María Aldón y la hija de Antonio David Flores, Rocío Flores.

Y esto a pesar de que al inicio del reality, ambas tuvieron sus mas y sus menos durante su estancia en Honduras. La situación al inicio del programa fue muy extraña, puesto que Antonio David esperaba que la mujer de Ortega Cano protegiese a su hija de una manera u otra por la buena relación que tienen, pero nada más lejos de la realidad, Ana María Aldón prefirió mantenerse al margen de los problemas de Rocío con Yiya.

Esto provocó que se le mirara a Ana María de una forma totalmente diferente, al haber demostrado que se dirige a la persona que más le interesa y que le aporta el mayor beneficio, independientemente de quien sea esa persona o de lo que vaya a pensar la gente de ella.

Es por eso que el padre de Rocío Flores, se tomó el desplante hacia su hija como una auténtica traición, pero que le deja en una situación difícil debido a la buena relación que comparte con su marido, Jose Ortega Cano. Antonio David optó por morderse la lengua y no echar más leña al fuego, pero está claro que si por él fuese le hubiera cantado las 40.

La situación ahora parece haberse relajado, ya que la propia Ana María se disculpó públicamente por no haber apoyado a la hija de Rocío Carrasco.

Fuente: Lecturas

Antonio David no es el único que se ha tenido que callar

La cuestión es que el padre de Rocío Flores no es el único que al parecer estaría en contra de la forma de actuar de Ana María. Y es que Gloria Camila, la hija de Ortega Cano, parece que tampoco se lleva muy bien con ella, por lo que se podría afirmar que la relación entre ambas no es muy buena.

Al igual que ocurre con Antonio David, ella también tiene que callarse las cosas que piensa por respeto a su padre. Parece que Ana María Aldón camina por la cuerda floja, y que si no fuese por Ortega Cano le habría caído más de algún recadito por parte de Gloria Camila y Antonio David.