Bertín Osborne toca fondo. Estaría arruinado y pasando el peor momento de su vida

Durante los últimos años hemos podido observar que, Bertín Osborne pese a estar trabajando sin cesar frente a las cámaras gracias a Mi casa es la tuya, no hace gala de ostentaciones ni opulencias, si no más bien lleva una vida bastante al uso para una persona tan conocida.

Por los muchos años que lleva Osborne frente a los focos de televisión y el micro en la radio, podría pensarse que el marido de Fabiola Martínez habría conseguido grandes cifras de dinero que ahorrar, ya que lleva siendo famoso desde hace varias décadas, pero más bien todo lo contrario.

Bertín Osborne al descubierto

bertin
Fuente: RTVE

Al parecer, el ser un personaje mediático le ha dado ingresos pero no tantos, pues los espectáculos musicales han sido lo que más beneficios le ha dado a este rostro conocido español, aunque no todo son cosas buenas.

Como el propio conductor de programas ha relatado, pese a venir de una familia muy adinerada del sur de España, Bertín supo lo que era esforzarse por las cosas desde muy temprana edad, y vio cómo un día puedes ser el más conocido y al próximo a nadie le interesas.

Por ello, con los años trató de diversificar sus ahorros invirtiendo en varias ramas empresariales, pero ninguno de ellos ha terminado siendo totalmente rentable, por lo que ahora debe grandes sumas de dinero a las arcas públicas lo que complica gravemente su economía diaria.

rafa nadal
Fuente: Telecinco

Como si esto no fuera suficiente, en una de las últimas ediciones de su espacio trajo como invitado al tenista Rafa Nadal, y las redes sociales comenzaron una campaña de críticas hacia él pues, mientras el deportista contaba su vida y cocinaba, Osborne se dedicaba íntegramente a beber copas de vino mientras veía cómo dialogaba el mallorquín.

Nayara García Olcina

Nayara García Olcina

Hola, soy Nayara y soy licenciada en periodismo. En los últimos años me he especializado en noticias del corazón. Espero que disfrutes leyendo mis artículos tanto como yo lo hago escribiéndolos.