Rocío Carrasco denunció a Belén Esteban por revelación de secretos tras dar detalles sobre su economía. La tertuliana de “Sálvame” contó cómo la hija de la más grande tenía una deuda con Hacienda, una revelación que indignó tanto a Rocíito que la demandó. La información revelaba que Rocío Carrasco debía más de un millón de euros a Hacienda por no pagar el impuesto de sucesiones, y es precisamente esta información la que le lleva ahora a los tribunales.

Estaba previsto que fuera este jueves, 11 de febrero, el día en que se sentaran a declarar y se vieran las caras en los juzgados de la Plaza Castilla, hecho que no se produciría hasta un día después, según desvela “Europa Press”. Este viernes ella y Olga Moreno declararán sobre la investigación, así que habrá que esperar para saber más.
rocio flores olga moreno
Una guerra que algunos espectadores creen que podría tener como intrahistoria la defensa que Belén hizo de los hijos de Rocío Carrasco y Antonio David Flores, con los que no tiene ninguna relación. Por su parte, Belén, en más de una ocasión, ha dejado clara su posición al respecto, demostrando la sinceridad que la ha acompañado en cada momento de su vida. Ni Rocío Flores ni su hermano David tienen contacto con su madre desde hace varios años, pero eso no significa que todo lo que concierne a sus dos progenitores no sea doloroso para ellos. Han sido muchas las ocasiones en las que Rocío se ha roto dentro y fuera de un plató, tanto por su madre como por su padre ante determinados comentarios, momentos en los que Belén siempre ha dado la cara por ella. Aunque también lo hizo cuando Rocío Flores no estaba al frente. Nos remontamos a finales de 2019, cuando Belén se mojó sobre la ruptura familiar entre Rocío Carrasco y sus dos hijos.

Lo grave es que una madre no se interese por sus hijos (…) Y no estamos hablando de uno, sino de dos.

Palabras que no habrían gustado nada a Rocío Carrasco y, quién sabe, si ahora podría haberle animado a demandarla.

Este no es el único frente que ha abierto Belén Esteban. Esta semana, ya cansada de los acontecimientos de su batalla con María José Campanario, la de San Blas emitió un comunicado en el que dejaba clara su posición en esta encarnizada guerra. Prefiere poner fin a sus declaraciones públicas y entregar el caso a sus abogados para que velen por sus intereses.

No responderé más públicamente a estos comentarios y provocaciones. Dada su gravedad, he decidido dejar el caso en manos de mis abogados. A través de ellos, me reservo el derecho a tomar las medidas legales oportunas para proteger mi dignidad y la de mi familia, tanto en lo que respecta a esta carta como a cualquier otra declaración de María José Campanario o de terceros que pueda vulnerar mis derechos fundamentales.