Belén Esteban muy preocupada tras recibir un duro golpe que no esperaba y podría ser definitivo

La madre de Andrea Janeiro no ha tenido sus mejores momentos en las últimas semanas, ya que además de los recientes problemas que ha tenido en Sálvame con Jorge Javier Vázquez a su regreso de las vacaciones, se ha unido su creciente preocupación por las consecuencias de la segunda ola del Covid 19.

Muchos recordarán sin duda que Belén criticó seriamente las medidas adoptadas por el gobierno cuando estalló la pandemia, porque en su opinión eran pocas e inútiles, ya que durante muchas semanas seguidas los contagios siguieron aumentando y muchas personas no pudieron ir a trabajar o tuvieron problemas como consecuencia.

Belén Esteban está pasando unos momento muy duros

En ese momento, las palabras de Esteban fueron tomadas como si se hubiera vuelto ultra-consciente del asunto porque su marido es conductor de ambulancias y ella pertenece al grupo de riesgo por la diabetes que padece, pero todo parece indicar que había una razón más oculta.

A principios de 2020, La Princesa del Pueblo lanzó algunos productos, lo que no es extraño ya que cada año suele colaborar con la publicidad de ciertas marcas, pero esta vez hubo algo diferente, ya que se trataba de una tienda online creada exclusivamente para ella.


La colaboradora de Sálvame había adoptado su espíritu emprendedor y se había aventurado a tener una tienda online y aunque al principio sólo tenían 4 velas diferentes, la idea era que en pocos meses tendrían toda una gama de productos diferentes para vender.
velas belen esteban
Belén Esteban mostró su felicidad en la propia web, donde colgó el siguiente mensaje:

Estoy feliz de mostrarles mi selección de productos de decoración de interiores, con los que pueden dar un toque especial a sus hogares.

Sin embargo, aún no ha despegado porque no sólo no han añadido ninguna referencia nueva, sino que han tenido que reducir en un tercio el precio de los productos por la falta de pedidos. Este punto muerto se debe en gran parte a la crisis económica que estamos atravesando, pero también a los precios iniciales que no eran muy asequibles para la gente común, ya que en un principio cada vela costaba entre 35 y 40 euros.

Como resultado, hemos podido ver que la ex de Jesulín está más preocupada que de costumbre, y esto se debe a que su nuevo proyecto le está generando más dolores de cabeza de los que pensaba, ya que había puesto todas sus esperanzas en ella, y todo indica que podría cerrarla definitivamente.