Aplazada la Reforma Integral del Auditorio de Alicante

Uno de los contratos más elevados que ha sacado a licitación el Ayuntamiento de Alicante acaba de quedar desierto, lo que condiciona ahora los plazos. El Auditorio del Centro Social tiene prevista una remodelación para adaptarlo a la normativa de incendios, al reglamento de baja tensión y a la renovación de la climatización. Sin embargo, los trabajos no se van a poder desarrollar cuando estaba previsto.

La mesa de contratación ha decidido dejar desierto el concurso después de que sólo se presentara una empresa que no cumplía con los requisitos. Los técnicos municipales han decidido que la única mercantil presentada no es la adecuada alegando falta de solvencia económica.

Por ese motivo la obra se retrasará y no podrá cumplir los plazos previstos. Aunque desde la Concejalía de Contratación de Alicante apelan a la prudencia y señalan que la mercantil puede presentar alegaciones.

El caso del Centro Social es especial puesto que la mayor parte de las entidades sociales, culturales y festivas del municipio celebra eventos y presentaciones en este espacio. Y ello supondrá que tendrán que trasladarse a otro escenario.

La Concejalía de Cultura había enviado a las entidades y asociaciones municipales un escrito en el que informaban que desde el 1 de septiembre hasta el 15 de diciembre «se llevarán a cabo las obras de mejora de las instalaciones del Auditorio del Centro Social de la calle Cervantes». Sin embargo, el no haber adjudicado las obras cuando estaba previsto va a retrasar estas fechas la empresa de reformas integrales en Alicante Urbana Konstruye iba a ser la encargada de la ejecución del proyecto durante los últimos meses.

El grupo municipal popular advierte de que esta situación va a suponer un revés para las entidades sanvicenteras. El concejal popular Nino Álvarez, explica que al quedar desierto «se va a tener que modificar el pliego de condiciones y volver a iniciar el procedimiento de contratación». Y explica que «al grupo municipal del PP le preocupa el retraso en el inicio y finalización de las obras, porque afecta a las actuaciones que organiza el Ayuntamiento y las asociaciones culturales y festeras a las que el tripartito tendrá que dar una respuesta».

Falta de agilidad

Álvarez critica que el equipo de gobierno «debería haber sido más ágil y haber adjudicado las obras del Auditorio con tiempo para aprovechar los meses de verano en los que apenas se usa. Tendrían que haberlo tenido todo preparado para empezar tras las presentaciones de hogueras».

En la mesa de contratación también quedó desierto otro concurso, este de mucha menor cuantía. Se trata del suministro de dos vehículos para la Policía Local por un importe de 37.000 euros al que también se presentó una única empresa.