Antonio David destrozado al verla así. “Sólo quiero saber que está bien”

Pese a que la intención era trasladarle la noticia antes, desde la productora querían tener más información para poder explicarles todo mejor ya que el coronavirus está golpeando con fuerza en nuestro país. Ya hay casi 30.000 infectados y por desgracia la cifra de fallecidos supera los 1.700 muertos. Muchos son los países que están tomando todo tipo de medidas para evitar que el virus siga campando a sus anchas.

Aunque muchos programas han tenido que para la emisión en el caso de Supervivientes continúan con el concurso, ya que el reality sucede en una isla alejada de cualquier foco. Eso sí, los participantes no podrán recibir la visita de ningún familiar tal y como se venía haciendo. Y es que, ni siquiera los expulsado de la isla podrán irse a casa, ya que tendrán que pasar una cuarentena antes de ver de nuevo a sus seres queridos.

El encargado de transmitirles la noticia a los supervivientes, fue Carlos Sobera, algo que dejo muy hundidos y afectados a todos los participantes. Todos recibieron los mensajes de las personas que más quieren, bueno, todos menos una. Y es que si bien Rocío Flores, recibió el mensaje de su padre Antonio David, echó en falta un mensaje de su madre, Rocío Carrasco.

Rocío Flores estaba muy afectada


La nieta de la más grande era un mar de lágrimas y aunque Lara Álvarez trato de consolarla, en ese momento lo único que podía calmar su dolor era Rocío Carrasco.


Y es que aunque llevan 7 años sin hablarse, Rocío Flores quería saber cómo estaba su madre y sobre todo saber que estaba bien pese a la situación en España. Lara, le dijo que su familia estaba bien pero que intentaría por todos los medios hacerle llegar un mensaje de su madre.