Andrea Janeiro toma una sorprendente decisión que afecta a Belén Esteban

Pocas personas han tenido tanta fama sin quererla como Andrea Janeiro Esteban, pues incluso desde antes de su nacimiento ya era noticia por la mediática relación entre sus padres.

La prensa siempre perseguía a Jesulín y Belén desde que supieron de su relación, cosa que se agravó cuando se hicieron eco de sus disputas, como la ya sonada pelea en el hospital al tratar de echar el diestro a sus suegros para que sus padres conociesen a la niña.

Andrea Janeiro decide su futuro

andrea janeiro
Fuente: Semana

Sin embargo, conforme fue creciendo Andreíta supo que el estar frente a los focos no era lo suyo, y en cuanto su madre le explicó lo que suponía perder el anonimato, la joven madrileña supo que ese tipo de vida no era para ella.

En consecuencia, al cumplir la mayoría de edad mandó un comunicado solicitando que se respetase su decisión de no ser famosa e incluso se disgusta cuando Esteban la nombra de pasada en televisión.

Por si esto no fuera suficiente, Andrea se marchó a Londres para poder formarse como técnica de sonido sin la presión de tener que vigilar cada movimiento por si están los reporteros siguiéndola.

Sus planes iban viento en popa hasta que este año tuvo que regresar a Madrid de urgencia, pues no quería pasar a solas el confinamiento en un país extranjero y así le haría compañía a su madre.

Su idea era regresar en el siguiente curso escolar pero como el covid 19 no ha dado ni una tregua, ha prefiero dejar su habitación en la residencia femenina en que habitaba en Reino Unido para volver a casa de su madre con ella y Miguel.

belen y andrea
Fuente: La Vanguardia

Allí no estará para nada mal pues la casa de Belén cuenta con todo lujo de comodidades, servicio, habitaciones muy grandes y piscina, por lo que la muchacha no tiene fecha para marcharse, lo que alegra a su progenitora.

Nayara García Olcina

Nayara García Olcina

Hola, soy Nayara y soy licenciada en periodismo. En los últimos años me he especializado en noticias del corazón. Espero que disfrutes leyendo mis artículos tanto como yo lo hago escribiéndolos.