9 Remedios para tratar la fiebre de una forma rápida y natural

¿Qué es más desagradable que una ampolla de fiebre en los labios o la nariz? Especialmente cuando se repite…

Sabes tan bien como yo que, cuando tienes una úlcera bucal, haces todo lo que puedes para camuflarla, porque realmente no es bonito de ver.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Afortunadamente, hay remedios naturales para eliminar estas manchas rápidamente.

Aquí­ están los 9 remedios caseros más efectivos:

Remedio n° 1: el cubo de hielo

Fácil de encontrar, el hielo es tu aliado para eliminar las ampollas de fiebre.

Nada más fácil que poner una bolsa de hielo sobre la ampolla 2 o 3 veces al dí­a.

Sin embargo, lleva tiempo. Permite 45 minutos para cada vez y cerca de 2 días de tratamiento para llegar hasta allí.

Este truco tiene la ventaja de reducir el dolor y el tamaño de la ampolla.

Remedio n° 2: ajo

El ajo es un remedio eficaz y se utiliza a menudo para tratar el herpes.

Contra las ampollas antiestéticas de la fiebre, es mejor prevenir que curar.

Así pues, tan pronto como sientas la más mínima sensación de hormigueo que parece anunciar la inminente llegada de una ampolla febril, frota inmediatamente la zona afectada con un diente de ajo: un simple reflejo para recordar.

Remedio 3: Miel

Además de tratar los labios agrietados, la miel tiene otra virtud arraigada desde hace mucho tiempo: cura naturalmente las ampollas febriles.

Lávate las manos. Toma un poco de miel en un dedo y aplica a la espinilla. Deja la miel por aproximadamente 1/4 hora. Realiza la operación al menos 3 veces al día.

Enjuaga suavemente con agua para no lastimarte.

Remedio n° 4: Limón

El limón es un excelente antiséptico que se puede usar para tratar eficazmente las ampollas de fiebre.

Para hacer esto, exprime un limón en un tazón. Toma un trozo de algodón y sumérjelo en el limón para aplicarlo a la ampolla de fiebre.

Realiza la operación de 3 a 4 veces al día, dejándola funcionar durante unos minutos.

Remedio n° 5: vinagre de sidra

¿Sabí­as que el vinagre de sidra alivia el cosquilleo de las ampollas de fiebre?

Simplemente coloca un poco en una almohadilla de algodón y aplí­cala suavemente sobre la ampolla de fiebre.

¿Te sientes mejor ahora?

Remedio n° 6: agua de melissa

No hay nada mejor que secar un resfriado para que desaparezca lo antes posible.

Aquí es donde entra el agua de melissa. Pon unas gotas en una almohadilla de algodón y moja suavemente la ampolla de fiebre.

Remedio n° 7: Aceite esencial de árbol del té

Otro remedio natural efectivo para las ampollas febriles es el uso de aceite esencial de árbol de té.

Este excelente aceite esencial antiviral matará a las bacterias de la ampolla del virus y la fiebre.

Su uso es sencillo y debe hacerse desde el primer hormigueo, hasta que desaparece.

Aplica 1 gota de aceite de árbol de té puro en un bastoncillo de algodón y diluye la gota con 2 gotas de agua.

Aplica el botón con el hisopo de algodón por lo menos 5 veces al día. En la noche antes de acostarte, pon una gota de aceite en la parte comprimida de una venda adhesiva, luego coloca la venda justo sobre la ampolla de fiebre y duerme con ella.

Así­ podrá trabajar toda la noche.

Este remedio reducirá la hinchazón de tu ampolla febril y las sensaciones de ardor.

Remedio n° 8: Arcilla verde

La arcilla verde es también una punta eficaz para secar una ampolla de fiebre.

Vierte 1/2 cucharada de arcilla pulverizada en un recipiente y añade un poco de agua.

Cuando tengas una pasta homogénea y gruesa, aplí­cala en la zona afectada.

Dejar secar durante unos 30 minutos y enjuagar.

Remedio n° 9: manzanilla

La idea es crear un cataplasma con flores de manzanilla secas y picadas. Luego mezclarlos con agua tibia para obtener una pasta cremosa y elaborar el cataplasma.

Ahora todo lo que tienes que hacer es aplicar la fórmula directamente a la ampolla de fiebre tantas veces como sea necesario para que desaparezca.