17 consejos de viaje que ni siquiera los grandes viajeros saben

No, no vamos a intultar tu inteligencia con los llamados “trucos” como “viajar ligero” o “viajar con una botella de agua vací­a”.

En este artículo, hemos compilado una lista de los mejores consejos y trucos para ayudarte a evitar lo inevitable: todos los problemas y problemas asociados con el transporte aéreo.

Sí, incluso los viajeros más experimentados no conocen todos estos trucos!

¿Listo? ¡Entonces vamos!

1. Compra 2 billetes: uno de ida y otro de vuelta en lugar de un billete de ida y vuelta

A veces, comprar 2 billetes de ida y vuelta con 2 compañías aéreas diferentes es más barato que comprar un billete de ida y vuelta, especialmente en líneas aéreas de bajo coste.

Además, tendrás más opciones para encontrar el horario de llegada y salida que más te convenga.

Para tu información, algunos comparadores de vuelos (estos famosos sitios para viajes baratos) ya incluyen este criterio en tus búsquedas.

Pero lo mejor es hacer tu propia investigación directamente en los sitios web de las aerolíneas, para aprovechar las ofertas y promociones actuales.

 

2. Reserva desde otro lugar para obtener un billete más barato

El lugar desde el que compras tu billete se denomina punto de venta. Sin embargo, las compañías aéreas cambian los precios de los billetes según tu punto de venta, una práctica conocida como “fijación de precios regionales”.

Básicamente, el precio de un billete será más bajo si lo compras en un país con un nivel de vida más bajo. Lo mismo ocurre si el país en cuestión es un mercado que la compañía aérea intenta entrar.

En concreto, no encontrarás los mismos precios en la versión francesa del sitio de comparación de vuelos online kayak.es que en tu versión americana kayak.com, aunque son los mismos vuelos.

Del mismo modo, los vuelos nacionales al extranjero pueden ser más baratos si los reservas desde el país de origen de la aerolínea.

Sin embargo, los precios se mostrarán en la moneda del paí­s en cuestión. Por lo tanto, no olvides realizar los cálculos necesarios para convertir los precios en euros.

3. Elimina las cookies de tu navegador web

Las líneas aéreas tienen una política de “precios dinámicos”, lo que significa que cuanto más preguntes sobre el precio de un billete, más se incrementará.

Un truco rápido para evitar que los billetes aumenten durante la noche es utilizar la navegación privada para reservar tus billetes.

Pero el método más seguro es borrar las cookies y los datos del navegador de tu navegador web antes de reservar tu billete.

4. Ten en cuenta que tienes 24 horas para cancelar y ser reembolsado en tu totalidad después de la compra

Como regla general, tienes 24 horas para cancelar y obtener un reembolso completo de tu dinero – incluso para los billetes no reembolsables.

En otras palabres, la próxima vez que encuentres un precio atractivo, no dudes en reservar tu billete.

Luego, durante las próximas 24 horas, sigue buscando tarifas más baratas para el mismo vuelo, y si encuentras un mejor precio, todo lo que tienes que hacer es cancelar el primer billete y reservar el billete al mejor precio.

Además, algunas compañías aéreas también te permiten optar por un “período de reflexión” gratuito, lo que garantiza tu reserva y el precio durante un período de unos días.

Otras compañías aéreas ofrecen el mismo servicio, pero está tujeto al pago de una tasa y la garantía es más larga.

 

 

5. Descarga la aplicación móvil de la aerolínea con la que viajas

Hoy en dí­a, las aerolí­neas están invirtiendo muchos recursos en el desarrollo de aplicaciones móviles.

La ventaja real de estas aplicaciones es que pueden ahorrarte tener que correr para nada a través de un aeropuerto.

De hecho, gracias a estas aplicaciones se te informa en tiempo real sobre un posible cambio de puerta de embarque, retraso de vuelo, etc.

La última ventaja, en la mayorí­a de los aeropuertos, las aplicaciones te permiten viajar sin billetes de avión en formato papel.

6. Preparar un kit de higiene y confort para el vuelo

Recuerda preparar un pequeño kit con todo lo que necesites para tu aseo y comodidad en la cabina.

De hecho, desde las nuevas restricciones impuestas al transporte de lí­quidos en avión, viajar con artí­culos de tocador en la cabina se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza.

Este consejo te ayudará a evitar perder el tiempo vertiendo tu champú favorito en botellas de 100 ml antes de cada viaje.

Del mismo modo, ya no tendrás que guardar y retirar los artículos de aseo de tu maleta en la cabina.

Una vez más, trata de pedir muestras gratuitas de tus artículos favoritos en línea. Son perfectos para complementar tu kit de supervivencia.

7. Prepara de antemano los cables y cargadores para tus viajes

¿Ya no puedes pasar por tu apartamento para recoger todos los cargadores y cables eléctricos una hora antes de salir del aeropuerto?

¡No eres el único! Para evitarlo, hay un truco:

El truco consiste en preparar una bolsa de viaje, en la que podrás guardar todos tus accesorios electrónicos, baterí­as y cargadores.

8. Utilizar equipaje de mano blando

Este es un excelente consejo para que no nos llevemos tu equipaje y lo pongamos en la bodega.

El truco es usar un equipaje de mano blando como una mochila o incluso un bolso.

Las bolsas flexibles son más maleables y se acomodan más fácilmente en los compartimentos para equipaje de la cabina. Como resultado, es menos probable que sean rechazados en la cabina.

Aún mejor, puedes equiparte con un equipaje en cabina perfectamente adaptado a TODAS las compañías aéreas (incluso a bajo coste!).

9. Enrolla tu ropa en lugar de doblarla

Uno de los mejores consejos para guardar tu equipaje es rodar la ropa en vez de doblarla. Esto te ahorrará espacio en la maleta y evitarás que se arrugue la ropa. Descubre el truco aquí.

Y para ahorrar un 75% más de espacio, usa bolsas de vacío.

El último consejo para aquellos a los que no les gusta la idea de enrollar tus camisas: para minimizar las arrugas en la ropa, usa papel de seda o fundas plásticas para ropa.

10. Elije ropa de color oscuro que se ajuste bien entre sí

Cuando hagas tu maleta, escoje ropa de colores que se adapte fácilmente y preferiblemente de colores oscuros.

De esta manera, no perderás el tiempo eligiendo tu traje y haciendo juego con tu ropa.

Otra ventaja es que las manchas son menos visibles en los colores oscuros.

11. Usa tus zapatos como espacio de almacenamiento

Enrolla los calcetines y guárdalos dentro de los zapatos. De esta manera, se utilizarán para mantener los zapatos en tu forma original.

Además, el uso de tus zapatos como espacio de almacenamiento te ayudará a optimizar tu maleta y ahorrar un poco más de espacio.

12. Almacena tus zapatos de forma inteligente

Cuando hagas la maleta, guarda los artículos pesados (como los zapatos) cerca de la parte inferior de la maleta, cerca de las ruedas.

De esta manera, el peso se distribuirá adecuadamente. Porque no hay nada peor que una maleta que se vuelca cuando estás en medio de una carrera hasta la puerta.

Y para ahorrar aún más espacio, guarda los zapatos de tal manera que los extremos toquen los talones.

13. Descubre nuevas ciudades gratis

¿Ya compraste tu billete de avión?

¿Por qué no añadir una escala gratuita en tu viaje y aprovecharla para descubrir una nueva ciudad?

Varias compañías aéreas ofrecen escalas gratuitas. Todo lo que tienes que hacer es preguntar por ahí.

La mayorí­a de las veces, estas son ciudades centrales (las ciudades que sirven de base principal para la aerolí­nea en cuestión).

Esto significa que puedes visitar destinos adicionales en tu camino pero sin tener que pagar extra !

Esto es aún más interesante cuando se trata de viajes de negocios, ya que el billete ya está pagado.

Por ejemplo, puedes descubrir Reykjavik cuando viajas con Icelandair, Singapur con Singapore Air, Helsinki con Finn Air, o incluso Bangkok con Thai Airways, etc.

14. En caso de overbooking, ¡No entres abordo del avión!

Todas las aerolí­neas practican overbooking. Pero, ¿sabías que se proporciona compensación a los clientes que se ven privados de espacio por esta práctica?

Por lo tanto, cuando tu vuelo esté sobrecargado y no tengas obligaciones urgentes, preséntate voluntario para no abordar el avión y así ganar dinero fácilmente.

Dicho esto, no te olvides de negociar bien tu cobertura y compensación (sí, ¡realmente es un intercambio en este tipo de casos!)

Reclamación de indemnización en efectivo o pasajes aéreos. Si se te ofrecen vales, asegúrate de que no contienen toneladas de restricciones (como, por ejemplo, fechas límite para validar tus vales).

Es bueno saber: cuanto más desesperadas estén las compañí­as aéreas por reducir el número de pasajeros en el avión, más interesante será la compensación.

Por lo tanto, y especialmente cuando eres el primero en ser voluntario, asegúrate de que recibes la misma compensación que los últimos voluntarios.

Por último, asegúrate de verificar también las condiciones de tu cobertura. En particular, asegúrate de no estar en espera para el próximo vuelo

Del mismo modo, evita quedar varado en un aeropuerto a toda costa (por ejemplo, no te ofrezcas como voluntario si este es el último vuelo del día).

15. Más información sobre las ventajas de tu tarjeta de crédito

Puede que ya tengas varias ventajas, pero ni siquiera lo sabes.

Tómate el tiempo para conocer las ventajas que te ofrece tu tarjeta de crédito, ya que pueden ser muy interesantes.

Por ejemplo, seguros de cancelación de viaje o de accidente, actualización en hoteles asociados, acceso a salas de espera en aeropuertos (salas operadas por aerolí­neas), asistencia médica/legal en el extranjero, seguro de alquiler de coches, etc.

Llama a tu banco ahora mismo para averiguarlo y anótalo en tu diario de viaje para que no lo olvides.

 

 

 

16. Mitigar los efectos del jet lag

Jet lag es un sí­ndrome que afecta nuestra condición fí­sica después de un viaje rápido a través de varias zonas horarias.

Por lo general, después de un viaje al oeste, nuestro cuerpo requiere un dí­a completo de adaptación por zona horaria. Para viajar al este, toma un poco más de tiempo, 1,5 dí­as por zona horaria.

Para reducir fácilmente este tiempo de adaptación duerme lo más posible los días previos a la salida. De hecho, cuanto más descansamos, menos se ve afectado nuestro organismo por el desfase horario.

Es cierto que este método sencillo requiere una planificación previa y un cierto grado de determinación. El secreto es cambiar tu ritmo de tueño unos días antes de irte.

– Para los vuelos hacia el este: en los días previos a tu salida, empieza a acostarse 1 hora antes cada noche y levántate 1 hora más temprano cada mañana.

– Para los vuelos hacia el oeste: acuéstese 1 hora más tarde cada noche y despiértese 1 hora más tarde cada mañana.

 

 

17. Para evitar hacer cola en los taxis, toma uno en la zona de salida del aeropuerto (y no en la de llegada)

¿Ves una cola interminable en la zona de llegada del aeropuerto?

Date la vuelta ahora mismo y dirigete al área de salida.

Ahí es donde los taxis dejan a los pasajeros, y ahí es donde puedes tomar un taxi facilmente SIN tener que hacer cola.

Por supuesto, este método no está exento de riesgos. Dependiendo de la configuración del aeropuerto, caminar hasta la zona de salida puede tomar más tiempo que esperar en la fila. ¡Pero no siempre puedes ganar!

Tu turno…

Ahora conoces todos los secretos de los viajeros frecuentes 🙂

¿Alguna vez has probado estos trucos? ¿Funcionaron bien para ti? ¿O quizás sabes más? Por favor deja un comentario abajo y comparte tus trucos con nuestra comunidad 🙂